Masiva marcha en Caracas por la unidad antiimperialista de los pueblos de México y Venezuela Imprimir
Escrito por Kelmer Colmenárez (CMR Caracas)   
Martes 22 de Noviembre de 2005 00:00
Bajo el lema "México y Venezuela unidos, pueblos hermanos , pueblos soberanos" millares de personas se manifestaron el sábado 19 de Noviembre en Caracas contra el imperialismo y por la unidad de los pueblos latinoamericanos, en especial de México y Venezuela tras el conflicto diplomático provocado por el gobierno de Vicente Fox siguiendo las instrucciones de George W. Bush. Grandes retratos de Francisco Villa, Emiliano Zapata y Simón Bolívar presidían la tarima que ante el Palacio de Miraflores recibrecibió a la multitud y desde la cual Hugo Chávez y otros oradores se dirigieron a los asistentes Bajo el lema "México y Venezuela unidos, pueblos hermanos , pueblos soberanos" millares de personas se manifestaron el sábado 19 de Noviembre en Caracas contra el imperialismo y por la unidad de los pueblos latinoamericanos, en especial de México y Venezuela tras el conflicto diplomático provocado por el gobierno de Vicente Fox siguiendo las instrucciones de George W. Bush. Grandes retratos de Francisco Villa, Emiliano Zapata y Simón Bolívar presidían la tarima que ante el Palacio de Miraflores recibió a la multitud y desde la cual Hugo Chávez y otros oradores se dirigieron a los asistentes.

La marcha, aunque en esta ocasión la Marea Roja no desbordó las calles caraqueñas como en otras ocasiones, fue bastante masiva y llenaba a las 6 de la mañana una gran parte de la Avenida Urdaneta. Los manifestantes salieron de Parque del Este y tras recorrer distintas calles de la capital ,incluidas la Plaza Morelos y la Avenida México, donde se homenajearon las estatuas de Benito Juárez y Lázaro Cárdenas, empezó a llegar al Palacio de Miraflores a eso de las 2 de la tarde.

Varios luchadores antiimperialistas de distintos países latinoamericanos incluido México participaron activamente en la movilización, la cual como suele ser habitual estuvo bastante animada portando gran número de asistentes banderas venezolanas y mexicanas así como retratos de los líderes de la revolución mexicana Pancho Villa y Emiliano Zapata.

Entre los oradores se distinguieron el Secretario General del PT brasileño y otros dirigentes de izquierda latinoamericanos, el vicepresidente José Vicente Rangel y el propio Presidente Chávez. Las intervenciones de los distintos oradores destacaron la necesidad de la unidad de los pueblos latinoamericanos frente al intento del imperialismo estadounidense de imponer el ALCA y abogaron por el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los gobiernos de México y Venezuela.

Chávez llama a la unidad latinoamericana para enfrentar al imperialismo

Chávez inició su discurso con vivas a Zapata , Pancho Villa y otros líderes revolucionarios latinoamericanos (Bolívar, Artigas, el brasileño Prestes, etc). Toda la primera parte de su discurso la dedicó a recordar distintos episodios de la lucha del pueblo mexicano contra el imperialismo estadounidense, deteniéndose de forma especial en la revolución mexicana de 1910 y la actuación revolucionaria de Villa y Zapata.

Como en otras ocasiones recordó la célebre frase atribuida a Porfirio Díaz "Pobrecito México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos", aunque luego dijo "Afortunado México" refiriéndose a la voluntad y tradiciones de lucha puestas de manifiesto a lo largo de toda su historia por las masas mexicanas.

El discurso de Chávez se centró en esta ocasión de manera especial en la necesidad de impulsar la unidad latinoamericana frente al enemigo común que representa el imperialismo estadounidense y particularmente la administración Bush. Chávez se dirigió una vez más en términos elogiosos y de camaradería al pueblo estadounidense y dijo que el gobierno venezolano intenta mantener buenas relaciones , de respeto mutuo, con todos los gobiernos del mundo "más allá de las diferencias ideológicas que pueda tener " con cada uno. Pero recalcó que hay un gobierno con el que eso es totalmente imposible, el de Bush, a quien calificó de "loco, asesino y genocida", algo que fue aclamado por las masas.

Chávez recordó que "la historia de nuestro continente ha tenido distintas oleadas revolucionarias. Hace 200 años, a principios del siglo XIX, la guerras de independencia lideradas por hombres como Sucre, Miranda , Bolívar, San Martín, Artigas y otros. Pero, destacó Chévez, los objetivos de aquellos próceres revolucionarios no se consiguieron. Lograron la independencia formal mas no la unidad latinoamericana y una independencia real. "Luego, hace 100 años, a principios del siglo XX , vimos otra oleada revolucionaria, fue el tiempo de los últimos hombres a caballo: Maisanta y otros en Venezuela, Pancho Villa y Zapata en México, pero esa oleada revolucionaria también pudo ser derrotada por el imperialismo. Y hoy estamos aquí, esta nueva oleada antiimperailista y revolucionaria del siglo XXI. Pero estoy seguro de que esta vez vamos a ganar".

Chávez destacó que el capitalismo y el imperialismo le robaron el sueño del año 2000 a los venezolanos de las generaciones de los 50, 60, 70 y 80, y que de la frustración de ese sueño nace el proceso revolucionario actualmente en marcha en Venezuela."Nos robaron el futuro" dijo, “pero no podrán robar el futuro de nuestros hijos y nietos".

El resto del discurso se centró más en aspectos como el llamado a reforzar el Mercosur como alternativa al ALCA y en intentar desarrollar el Mercosur en las líneas del ALBA que propone Chávez, como un espacio para el intercambio solidario entre los países latinoamericanos y un primer paso hacia la unidad latinoamericana. Sin embargo, en esta ocasión el Presidente no entró en la cuestión de si es posible conseguir ese espacio dentro del capitalismo o si hace falta ir hacia el socialismo. Hace unos meses Chávez declaró que el Mercosur en su concepción actual había fracasado y llamó a reforzar los esfuerzos para construir la Comunidad Suramericana de Naciones y el ALBA como camino hacia la unidad latinoamericana, en esta ocasión destacó la próxima incorporación de Venezuela al Mercosur como un paso en esa dirección.

Chávez, aunque tuvo que mantener las formas diplomáticas, tras hacer referencia a que como Presidente venezolano no podía intervenir en asuntos de la política interna de otros países ni manifestar sus preferencias electorales, destacó la gran cantidad de procesos electorales que se van a dar en el continente durante este final de 2005 y el año 2006, empezando por Bolivia y siguiendo por Perú, Ecuador, Colombia, Brasil, México; Nicaragua y otros países centroamericanos y la propia Venezuela. Chávez dijo que "no todas serán victorias pero sí pueden reforzar de forma importante a todos los que hoy luchamos contra el imperialismo en el continente".

El 4-D votar masivamente "a los candidatos del movimiento bolivariano amplio y diverso"

Chávez reiteró el llamado a luchar contra el neoliberalismo y por una verdadera democracia revolucionaria en todo el continente y ya refiriéndose a las elecciones a la Asamblea Nacional que tendrán lugar en Venezuela el próximo 4 de diciembre llamó a movilizarse masivamente y acudir a votar, específicamente llamó a votar "por los candidatos del movimiento bolivariano amplio y diverso". Esto es bastante significativo pues en estos momentos en prácticamente todos los circuitos se presentan varias candidaturas bolivarianas. En varios casos frente a las candidaturas oficiales, sectores de la izquierda bolivariana presentan propuestas críticas que defienden la radicalización de la revolución y una política más a la izquierda desde la AN. Haciendo referencia a los candidatos bolivarianos, Chávez dijo estar " seguro de que todos los candidatos sabrán defender las mejores propuestas para que la revolución siga avanzando y el pueblo será el que dé su veredicto".