Inicio América Latina Uruguay Entrevista a los obreros de la cooperativa de transportes ABC Coop –Gestión obrera- de Colonia de Sacramento (Uruguay)

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Entrevista a los obreros de la cooperativa de transportes ABC Coop –Gestión obrera- de Colonia de Sacramento (Uruguay) PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por El Militante   
Miércoles 04 de Marzo de 2009 14:15
"Las gestiones obreras son una alternativa y una salida a lo inhumano de este sistema"

La cooperativa de transportes ABC Coop -Gestión obrera- de Colonia (Uruguay) viene funcionando exitosamente desde hace más de 7 años, tras recuperar una empresa quebrada por el patrón. Nuestra corriente mantiene una relación política fraternal con algunos de sus integrantes desde hace algunos meses. Entrevistamos a Luis Rivas para que nos explique la experiencia de lucha y de organización de estos trabajadores.

"Las gestiones obreras son una alternativa y una salida a lo inhumano de este sistema"

La cooperativa de transportes ABC Coop -Gestión obrera- de Colonia (Uruguay) viene funcionando exitosamente desde hace más de 7 años, tras recuperar una empresa quebrada por el patrón. Nuestra corriente mantiene una relación política fraternal con algunos de sus integrantes desde hace algunos meses. Entrevistamos a Luis Rivas para que nos explique la experiencia de lucha y de organización de estos trabajadores.

El Militante.- ¿Cuando comenzó la cooperativa?

Luis Rivas- La cooperativa  comenzó a  fines de septiembre del año 2001. Todo empezó cuando el  patrón (el inversor de capital), como todo patrón cuando no obtiene las ganancias que pretende,  se va con el capital y nos dejó en la calle.

En ese momento teníamos 2 alternativas, una era engrosar el ejército de desocupados y la otra, organizarnos y poner en marcha los medios de producción. Así lo hicimos.

Nuestra organización no fue fácil. Como sabemos, estamos insertos en el sistema capitalista y este sistema como tal les ha enseñado a los  trabajadores que el único que puede triunfar y llevar adelante una empresa es el patrón.

En ese contexto tuvimos la difícil tarea de explicarles a los compañeros que la única salida que teníamos era organizarnos y poner en marcha los medios de producción. Y más todavía: que lo podíamos hacer mejor que el patrón si estábamos convencidos.

No sólo tuvimos que explicarle a los compañeros estas cuestiones, estábamos en medio de una guerra con la empresa privada con la cual competimos, una empresa de 30 años en el transporte y amiga del poder político que, en conjunto (la empresa privada y la intendencia), buscaban nuestra desaparición.

Pero ¿por qué buscaban nuestra desaparición? Por el simple hecho de que, para las patronales, la organización de los trabajadores es un riesgo inminente para sus intereses, por lo que dijimos anteriormente: si hacemos las cosas bien podemos llevar adelante una empresa mejor que la patronal y podemos ser un ejemplo para los demás trabajadores que tienen en riesgo sus fuentes de trabajo. Por eso tienen que  eliminarnos, ¡no es otra cosa que la propia lucha de clases!

Nuestro gran logro fue mantener vigentes las asambleas (todos los sábados). La asamblea fue nuestra creadora. Gracias a ella pudimos y podemos explicarle a los compañeros cuál es el camino a seguir. En nuestras asambleas no hay un compañero que informa y los demás escuchamos y acatamos, ¡No! En nuestras asambleas se discuten las propuestas, se resuelve y se vota. Ese es el ejemplo más claro de democracia obrera, donde  los compañeros podemos salir convencidos de que todos somos parte de las resoluciones y no es cosa de uno o dos.

EM.- ¿Como es el funcionamiento interno?

Luis Rivas.- Nuestro funcionamiento interno es simple, todo pasa por la Asamblea, donde semana a semana o sábado a sábado se resuelve absolutamente todo. Desde la comida que se da al mediodía hasta nuestro salario.

Luego de cada asamblea y sus resoluciones, tenemos dirigentes que llevan adelante el seguimiento y cumplimiento de nuestras resoluciones en asamblea. Es lo que nos ha permitido seguir creciendo.

Como reseña, cuando arrancó nuestra organización, cobrábamos $200 por semana, teníamos nuestras unidades totalmente destruidas (somos una empresa de transporte). No teníamos contrato firmado con la intendencia municipal. Teníamos deudas con el Banco de Previsión Social, la Dirección General Impositiva y también con la propia Intendencia municipal. Hoy no tenemos deudas con ninguno de estos organismos recaudadores, por no tener deudas con estos organismos logramos obtener un crédito con el Banco Bandes y adquirir nuevas unidades de ómnibus.

Logramos superar en un 50% la media salarial a nivel nacional, tenemos un 50% más de compañeros trabajando cuando las paramétricas de las patronales del transporte dicen que se deben tener tres trabajadores y medio por ómnibus recaudando ¡¡Nosotros tenemos el doble de compañeros trabajando!!.

Esto sólo se logra gracias al sacrificio y entrega de todos y cada uno de los compañeros. Y como todos sabemos, no todo se basa en sacrificio. La conciencia de los compañeros es un factor fundamental para obtener estos triunfos y esto se lo debemos a las asambleas.

Antes de la crisis ya les estábamos demostrando a los trabajadores que las gestiones obreras son una alternativa y una salida a lo inhumano de este sistema, y hoy lo reafirmamos cuando estamos  en medio de una crisis financiera  estructural internacional, donde los grandes bancos y empresas multinacionales se van a la quiebra y las que no, están en un proceso de achicamiento de costos, que no es otra cosa que el despedir trabajadores, que se estima llegarán a los 51 millones de desocupados más en el mundo. Nosotros, nuestra gestión obrera ¡¡¡sigue invirtiendo y abriendo fuentes de trabajo!!!