Inicio América Latina Uruguay Uruguay: Tesis al XVII Congreso Nacional Ordinario de la UNTMRA (sindicato de los trabajadores metalúrgicos)

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
Uruguay: Tesis al XVII Congreso Nacional Ordinario de la UNTMRA (sindicato de los trabajadores metalúrgicos) PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por UNTMRA   
Jueves 04 de Octubre de 2007 00:00
Presentamos aquí las Tesis políticas que se van a presentar al XVII Congreso de la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y de Ramas Afines (UMTRA PIT-CNT) de Uruguay, que tendrá lugar la próxima semana entre el 11 y el 12 de octubre. Por su indudable interés político y sindical para el movimiento obrero latinoamericano, y argentino en particular, la publicamos para su difusión y conocimiento.
TESIS AL XVII CONGRESO NACIONAL ORDINARIO DE LA UNTMRA – PIT-CNT

1. Estamos ante la apertura de un período histórico en el cual quedará cada vez mas claro a nivel de las grandes masas, que las relaciones de producción capitalistas predominantes en el planeta, ya hace tiempo se constituyen en una traba para el desarrollo de las fuerzas productivas humanas. En efecto la imprevisibilidad de los efectos de la mundialización capitalista sobre la vida de cientos y cientos de millones de seres humanos, así como los efectos devastadores que puede tener sobre la vida en la tierra el cambio climático global originado en una forma de producción y de consumo cuya matriz principal es la ganancia capitalista y la anarquía de la producción que surge de la imposibilidad de planificación económica en función de la satisfacción de las necesidades humanas y de que el único mecanismo de ajuste de la producción social es el mercado, están demostrando la necesidad de generar las condiciones para la superación del capitalismo.

2. La tarea que la humanidad entera tiene entre manos es resolver la contradicción entre el carácter social del proceso de producción y la apropiación privado – capitalista de los medios de producción a través de la revolución social que socialice los medios de producción y de cambio. Las palabras premonitorias de Rosa Luxemburgo (dirigente revolucionaria y obrera alemana) nunca como ahora tuvieron tanta vigencia “Socialismo o Barbarie”.

3. Al decir de K. Marx, en el Prólogo a la contribución de la Crítica de la Economía Política “Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las fuerzas productivas que caben dentro de ella, y jamás aparecen nuevas y más altas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan madurado en el seno de la propia sociedad antigua. Por eso, la humanidad se propone siempre únicamente los objetivos que puede alcanzar, pues, bien miradas las cosas, vemos siempre que estos objetivos sólo brotan cuando ya se dan o, por lo menos, se están gestando, las condiciones materiales para su realización.”……… “Al llegar a una determinada fase de desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas. Y se abre así una época de revolución social. Al cambiar la base económica, se revoluciona, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella. Cuando se estudian esas revoluciones, hay que distinguir siempre entre los cambios materiales ocurridos en las condiciones económicas de producción y que pueden apreciarse con la exactitud propia de las ciencias naturales, y las formas jurídicas, políticas, religiosas, artísticas o filosóficas, en una palabra, las formas ideológicas en que los hombres adquieren conciencia de este conflicto y luchan por resolverlo. Y del mismo modo que no podemos juzgar a un individuo por lo que él piensa de sí, no podemos juzgar tampoco a estas épocas de revolución por su conciencia, sino que, por el contrario, hay que explicarse esta conciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción.”… Justamente el desarrollo destructivo que actualmente tienen las fuerzas productivas en su envoltorio capitalista, demuestra la pertinencia del concepto de “época de revolución social” que se da en la objetividad del funcionamiento del sistema capitalista por mucho que debamos trabajar aún en la “subjetividad” de la conciencia de los pueblos del planeta a los efectos de generar las condiciones de lo que como potencialidad ya está instalado hace décadas se concrete en la acción colectiva de la clase obrera internacional y los explotados y dominados del mundo.

4. El fenómeno nuevo que está sucediendo ante nuestros ojos es el surgimiento de un nuevo nivel de contradicciones en la economía capitalista internacional, en particular las derivadas de los problemas estructurales de la economía de EUA y el surgimiento del sudeste Asiático (especialmente china e india) como poderosas potencias capitalistas del siglo XXI. En efecto Los EUA que son sin dudas la potencia imperialista principal del planeta y que ostenta una incuestionable hegemonía militar, acumula un enorme déficit en su balanza comercial. El saldo de las exportaciones yanquis con respecto a las importaciones es cada vez más negativo, en particular con China y el sudeste asiático. Dicho saldo comercial negativo se compensa con la mayor deuda externa del mundo, en particular contraída con China que es uno de los principales compradores de títulos de deuda de los EUA. Las “tensiones” que recientemente existieron por el tipo de cambio entre el dólar y el Yuan (moneda china) reflejan esta crisis estructural. Los EUA son un imperio en decadencia desde el punto de vista económico. Al mismo tiempo la economía capitalista china se muestra como la más dinámica del planeta. Con una gran expansión exportadora, y de su enorme mercado interno que ejerce “fuerza gravitatoria” en las corrientes de Inversión Extranjera directa internacional, la evolución económica china explica en gran medida la fase de auge de los precios internacionales de las materias primas.

5. En este cuadro y en virtud de las contradicciones ínter imperialistas que han pautado toda la génesis del desarrollo del sistema capitalista desde fines del siglo XIX hasta la fecha, son previsibles procesos de agudización de las contradicciones del sistema. En particular en el campo internacional y partiendo de la base de que los EUA no renunciarán pacíficamente a su hegemonía es previsible un “choque de placas tectónicas” entre los estados Unidos y China y el desplazamiento del núcleo económico dinámico desde occidente hasta el lejano oriente.

6. El cuadro de una grieta así desarrollada en la formación económico-social capitalista a escala internacional abre una ventana de oportunidad a un nuevo auge de la revolución mundial, en particular en América Latina. Nuestro continente por el carácter de su formación social, de un capitalismo dependiente de las potencias hegemónicas de turno, de una especialización productiva basada en la exportación de sus recursos naturales, pero con determinado desenvolvimiento industrial, con un perfil de distribución del ingreso de los más desiguales del mundo, muestra una peripecia política común. América Latina atraviesa ciclos políticos continentales. En efecto sea el período de ofensiva popular al influjo de la revolución cubana, sea ante la contraofensiva del imperialismo yanqui que tiño de dictaduras fascistas al cono sur, sea el período de hegemonía neoliberal en todo el continente con su ciclo de privatizaciones y ajuste estructural en el sentido del consenso de Washington o como ahora que asistimos al cambio en la correlación de fuerzas a favor de nuestros pueblos en todo el continente (Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina, Uruguay, etc.). Por estas razones de carácter estructural la revolución nacional liberadora que tienda a resolver la dependencia endémica de nuestras economías, ha de ser por su contenido – con independencia de la diversidad de culturas y formas nacionales- una revolución continental – como la gesta de nuestra primera independencia pero concebida para resolver las cuestiones nacionales y populares de este siglo XXI-.

7. En nuestro XV congreso desarrollado en Octubre de 2003 adoptamos una resolución en cuanto a la caracterización de las tareas de la etapa que entendemos encontró confirmación en las luchas de nuestro sindicato y de todo el movimiento sindical. En aquel congreso decíamos: “Este proceso adquiere particular importancia porque comenzamos a atravesar un punto de inflexión en las políticas neoliberales en el continente, proceso que deberemos hacer llegar a las últimas consecuencias aquí en nuestro país. Por tanto nuestras responsabilidades como clase no pueden sino acrecentarse. Esto hace que el proceso de discusión y acción de los metalúrgicos sea aún más relevante.”… “Es en esta perspectiva que nos planteamos construir las condiciones para hacer realidad la consigna del congreso: trabajar para asegurar para nuestra clase la conducción de la sociedad en el proceso de construcción del Uruguay Integrado, productivo, de justicia social y democracia hasta las últimas consecuencias.” En nuestro XVI Congreso desarrollado en octubre de 2005 resolvimos caracterizar la etapa como … “una nueva fase en el proceso de acumulación de fuerzas por parte de los sectores populares. Se trata de una etapa de una calidad superior. En esta nueva fase se despliegan mejores condiciones para construir la correlación de fuerzas propicia para las transformaciones que nos conduzcan hacia el Uruguay Productivo, con justicia social y profundización democrática por las que tanto hemos luchado… “Potencialmente –ya que dependerá de la acción de cientos de miles- estamos ante la transición entre toda una estrategia de desarrollo neoliberal, concentradora y excluyente y otra estrategia de desarrollo productivo basada en nuestra gente.”…. “El nuevo escenario permite –si nos movemos bien - la generación de mejores condiciones para la disputa con la hegemonía de las clases dominantes. La conquista de un gobierno de signo progresista es un jalón fundamental en el proceso de lucha por desplazar al actual bloque en el poder y construir otra hegemonía “productivista, solidaria y democrática” para resolver las cuestiones de nuestra dependencia secular, las cuestiones del trabajo de cientos de miles, las cuestiones del salario y el desarrollo de la negociación colectiva; en fin para desarrollar todas las tareas democráticas que aún tiene planteadas nuestra clase como contenido y tránsito a su vez, hacia la sociedad sin explotados ni explotadores, que hoy podrá desenvolverse en un marco mucho mas positivo.”

8. En el 9º congreso de nuestra central la delegación de nuestra UNTMRA impulsó una resolución política que establece lo siguiente: “En un cuadro de transformación de la correlación de fuerzas a escala continental, la clase obrera uruguaya y su sistema de alianzas tiene planteada la lucha por constituirse en la locomotora del proceso de profundización del cambio social en nuestra patria. A tales efectos, y en el marco de un nuevo momento en el histórico proceso de acumulación de fuerzas por parte del sistema de organizaciones obreras y populares, en la nueva fase que se ha abierto en la escena nacional desde el 1º de marzo de 2005, la tarea central es la disputa por construir una nueva hegemonía que desplace del poder a los sectores que lo han detentado históricamente.”… “Actuamos en una fase de tránsito, en donde desde el punto de vista de los trabajadores, no se trata tan siquiera de administrar de un modo más honesto la crisis del capitalismo, el desarrollo de todas las condiciones (la aceleración de la transformación de la correlación de fuerzas entre las clases) para una estrategia de desarrollo productivo, desarrollo social y desarrollo democrático implica en forma potencial, la posibilidad de transformación radical de toda la estructura económica, social, política e ideológica del país.”… “Se trata entonces de plantearnos la tarea titánica de superar la dependencia. En este cuadro, y en el marco de la caracterización de la composición social e ideológica del gobierno y de las tareas de la etapa planteadas en las bases de discusión resueltas en la MRNA, todo lo que tienda a acentuar nuestra dependencia (de los organismos financieros multilaterales expresión de la dictadura financiera del capitalismo transnacionalizado, de la división internacional del trabajo hegemonizada por las Empresas Transnacionales, o que acentúe el carácter de una especialización productiva que determine una inserción internacional en base a la exportación de productos intensos en recursos naturales) es contraria a nuestra concepción de estrategia de desarrollo productivo social y democrático.”… “En este sentido y para ser profundizadas en el trabajo de nuestra central de implementación de las resoluciones del Congreso proponemos: La resolución expresa de actuar con todas nuestras fuerzas para generar las condiciones sociales y políticas para que se implemente un nuevo modelo económico, que haga posible el Uruguay Productivo con justicia social y profundización democrática ya que las actuales reglas de juego económicas y las políticas de ellas derivadas impiden concretar una salida nacional, popular y democrática. … A fin de llevar adelante este objetivo, es que proponemos la convocatoria de un II Congreso del Pueblo, como elemento central del proceso de construcción de la más amplia alianza política y social que permita acumular fuerzas para lograr el Uruguay Productivo con Justicia Social y profundización democrática

9. Como se desprende de estas resoluciones adoptadas por nuestro Congresos o impulsadas por nuestra delegación en los ámbitos de la central hay 2 cuestiones en las cuales deberemos detenernos. La primera es la caracterización crítica de la política macroeconómica del gobierno y la segunda es la ubicación como tarea central de la etapa en la construcción de la hegemonía de la clase obrera y el pueblo que permita desplazar del poder al bloque dominante y como “eslabón táctico” principal en esta tarea a la realización del II Congreso del Pueblo.

10. Con respecto a lo primero No es posible avanzar en la resolución de la contradicción principal del momento que es entre Uruguay Productivo o mayor dependencia en el marco de la actual política económica. En efecto la misma se ha caracterizado por la siguiente lógica y prioridades:

A) EN PRIMER LUGAR SE LLEGÓ A DETERMINADO TIPO DE ACUERDO CON LOS ORGANISMOS FINANCIEROS MULTILATERALES.
B) ESTO IMPLICA UNA NECESIDAD DE GENERACION DEL SUPERAVIT FISCAL (DIFERENCIA ENTRE LOS INGRESOS DEL ESTADO Y LOS EGRESOS PARA PAGAR LA DEUDA)
C) Y DETERMINADA POLITICA MONETARIA DE CONTROL DE INFLACION
D) ESTO SIGNIFICA QUE UNA PARTE DE LOS RECURSOS DEL TRABAJO DE LOS URUGUAYOS SE ESFUMAN HACIA EL CAPITAL FINANCIERO EN VEZ DE PODER SER DESTINADOS POR EL APARATO DEL ESTADO PARA IMPULSO AL DESARROLLO SOCIAL Y PRODUCTIVO.
E) CON ESTA RESTRICCION EL ESTADO SE VE ACOTADO PARA INVERTIR EN NUESTRO PUEBLO Y CON LA ESCASA PROPENSION A INVERTIR DE NUESTRA BURGUESIA CRIOLLA, LA UNICA MONEDA QUE QUEDA PARA LA GENERACION DE PUESTOS DE TRABAJO ES LA INVERSION EXTRANGERA DIRECTA.
F) POR ESO TUVIMOS CONTRADICCIONES CON LAS PAUTAS DEL PODER EJECUTIVO EN LOS CONSEJOS DE SALARIO QUE ENCORCETABAN LA NEGOCIACION EN UNA RECUPERACION DE ENTRE EL 3,5 Y EL 5,5 %. EN EFECTO SI EL SALARIO MEDIO AUMENTA “DEMASIADO” COMO LOS JUBILADOS AJUSTAN SEGÚN EL INDICE MEDIO DE SALARIOS, NO SE PUEDE CUMPLIR CON LAS METAS DE SUPERVAIT FISCAL.
G) Nuestro país va a destinar 1.720 millones de dólares a servir la deuda pública. Lamentablemente esto explica los recortes de las áreas sociales estratégicas. Por lo que el despliegue del Plan de Equidad - plan que abarca a toda la estructura institucional del Estado y cuyo objetivo es profundizar la atención responsable de las situaciones más graves, y desplegar políticas hacia el conjunto del pueblo mediante modificaciones estructurales - se esta poniendo en riesgo por no asegurarle los recursos necesarios. Sin dudas uno de los planteos centrales que puede permitir un mayor margen de acción, un mayor grado de libertad y soberanía a los efectos de que el estado pueda encabezar una estrategia de desarrollo es la necesidad de una renegociación de la deuda pública que permita capturar un mayor nivel de excedente económico para que este sea reinvertido en nuestro propio desarrollo.

11. En este cuadro caracterizado como “fase de tránsito” es decir un período de agudización de la lucha de clases en el cual o es sintetizado por el bloque de poder reinstalando su representación directa en el gobierno y desarrollando el ajuste de cuantas con la clase obrera y el pueblo; o es sintetizado por nuestra clase aumentando su gravitación a los efectos de desplazar del poder al bloque dominante y construir un poder democrático-popular para impulsar una estrategia de desarrollo productivo, con justicia social y profundización democrática, es crucial que logremos articular a vastísimos sectores sociales hacia la profundización de los cambios. Es para resolver esta tares que el proceso de preparación del II congreso del Pueblo, es el eslabón principal del que hay que asirse a los efectos de operar en el conjunto de la relación de fuerzas. A los efectos de comprender la importancia de una acción político-social de tal magnitud, lo primero es desterrar de todos los compañeros cualquier tipo de visión burocrático-administrativa del proceso de desarrollo del Congreso del Pueblo y de su realización misma. Ya que este proceso de acción global que atañe al conjunto de la lucha de nuestra clase en sus diferentes modos de manifestación (económica, política e ideológica) no se trata tan siquiera del día de reunión de la representación de las organizaciones sociales para que nos pongamos de acuerdo con una plataforma inmediata. No se puede encarar administrativamente. Se trata de un proceso de acción política de todo el pueblo y sus respectivas organizaciones sociales. Para generar las condiciones de que el mismo se haga posible, durante toda una etapa, el proceso será más “el del pueblo en congreso” que una instancia de reunión. Todas las movilizaciones y campañas en que participemos deben concebirse como preparatorias de esta acción política. La misma debe partir del compromiso de la dirección y del conjunto de las direcciones de las organizaciones sociales a las cuales deberemos hacer explícito el objetivo. Pero su proceso de preparación no se agota en esto. Todos los trabajadores deben participar en su preparación. En cada zonal y en cada comité de base, en cada plenario departamental, deberemos tener la capacidad de implicar a la comisión de fomento del barrio, a los pequeños comerciantes y productores de la zona, a la facultad y al liceo que queden cerca etc. Se trata de un proceso que debe ser organizado a lo largo y a lo ancho de todo el país y para ello necesitamos trabajar para involucrar a toda nuestra organización. Algunos ejes para el tratamiento del Congreso del Pueblo pueden ser: A) REFORMA AGRARIA INTEGRAL. B) INVERSIONES INDUSTRIALES DEL ESTADO Y POLITICA INDUSTRIAL. C) REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO. D) REFORMA DE LA SALUD Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL E) MANEJO DEL ENDEUDAMIENTO PÚBLICO. F) PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL A LOS EFECTOS DE ORGANIZAR UN TIPO DE PODER DEL ESTADO DEMOCRATIZADO Y FUNCIONAL AL PROYECTO DE CAMBIOS. En este proceso están presentes desde nuestras movilizaciones y las de toda la clase por las reivindicaciones mas sentidas, hasta el proceso de autoconstrucción de nuestra organización, pasando por la elaboración programática desde el pié con participación de cientos y cientos de miles de integrantes de nuestro pueblo y de sus respectivas organizaciones.


Nota de EM: Para profundizar en el conocimiento acerca del II Congreso del Pueblo, se puede visitar la página web: www.congresodelpueblo.org