Inicio América Latina Gira de Alan Woods en Venezuela El Presidente Chávez invita a Alan Woods a la caravana con el pueblo revolucionario de Nueva Esparta

Novedades por email

Si querés recibir las novedades de nuestra web, envíanos un mail a: elmilitante.argentina@gmail.com con el asunto: Suscribir 

 
El Presidente Chávez invita a Alan Woods a la caravana con el pueblo revolucionario de Nueva Esparta PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Marxista Revolucionaria   
Miércoles 04 de Julio de 2001 11:16
Hugo Chávez: "¡Que viva Marx¡ ¡Le necesitamos más que nunca¡"

alan_chavez_2.jpgTras la entrevista del día de ayer en VTV a cargo de Vanesa Davies (leer: Alan Woods en la TV venezolana), que tuvo una amplia audiencia, el jueves día 3 de julio el camarada Alan Woods tenía previsto asistir a una serie de eventos organizados por el candidato a la gobernación por el PSUV en el estado Barinas: Adán Chávez. Sin embargo, Alan recibió una llamada del despacho de la presidencia a última hora de la noche del martes 1, en la que un oficial le informaba que el Presidente Chávez quería invitarlo a un evento en Nueva Esparta (Isla Margarita). Para ello lo citó a las 8 de la mañana en el avión presidencial con el fin de desplazarse a esta isla. El Presidente Chávez, según comentó más tarde a Alan, se había enterado de su presencia en Venezuela fruto de su entrevista en el programa "Contragolpe" de Vanesa Davies.

Hugo Chávez: "¡Que viva Marx¡ ¡Le necesitamos más que nunca¡"  

Tras la entrevista del día de ayer en VTV a cargo de Vanesa Davies (leer: Alan Woods en la TV venezolana), que tuvo una amplia audiencia, el jueves día 3 de julio el camarada Alan Woods tenía previsto asistir a una serie de eventos organizados por el candidato a la gobernación por el PSUV en el estado Barinas: Adán Chávez. Sin embargo, Alan recibió una llamada del despacho de la presidencia a última hora de la noche del martes 1, en la que un oficial le informaba que el presidente Chávez quería invitarlo a un evento en Nueva Esparta (Isla Margarita). Para ello lo citó a las 8 de la mañana en el avión presidencial con el fin de desplazarse a esta isla. El Presidente Chávez, según comentó más tarde a Alan, se había enterado de su presencia en Venezuela fruto de su entrevista en el programa "Contragolpe" de Vanesa Davies.

Tras cuarenta minutos de viaje, el avión presidencial llegó a Margarita. En el aeropuerto se encontraba la recepción oficial encabezada por el Ministro de Asuntos Exteriores Nicolás Maduro, el Ministro de Comunicación Andrés Izarra y diversas autoridades civiles y militares. Un contingente de la Fuerza Armada Nacional con banda de música así como un gran número de militantes de base del PSUV con banderas rojas recibieron al Presidente. Al bajar del avión, el camarada Woods fue saludado por Nicolás Maduro y Andrés Izarra. Minutos después, bajó del avión el Presidente Chávez quien saludó en primer lugar al camarada Alan, intercambiando unas palabras en las que resaltó la nacionalización de Sidor y otras empresas. Refiriéndose al libro "Reformismo o revolución", el Presidente expresó su apreciación del mismo. Volviéndose a Nicolás Maduro exclamó: "¡Ha pulverizado a Dieterich! Alan tiene un sentido del humor muy fino". En particular, la sección titulada "Gusanos y mariposas" le había parecido particularmente divertida. A continuación, alguien le presentó a Carlos Rodríguez, miembro dirigente de la Corriente Marxista Revolucionaria (CMR) y Chávez exclamó: "¡Viva Marx! ¡Le necesitamos más que nunca!"

  alan_bajando_del_avion_presidencial.jpg

alan_maduro.jpgchavez_bajando_avion.jpg

chavez_bajando_avion_2.jpg 

 

 

 

 

 

 alan_chavez_1.jpg

 alan_chavez_2.jpg

 alan_chavez_3.jpg

 

 

 

 

 

Tras saludar a la cabeza de la delegación en el aeropuerto, la comitiva presidencial se dirigió hacia el Hotel Hesperia de Margarita. El viaje, que duró 20 minutos, se realizó por tierra entre una masa de trabajadores y militantes del PSUV con franelas rojas que vitoreaban al Presidente.

  caravana.jpg
  clinicas_populares.jpg

 

 

 

 

 

En el hotel mencionado se desarrollaba el VII Encuentro de Ministros de Información del Movimiento de Países No Alineados. El evento fue presentado por Felipe Pérez Roque, canciller cubano, que habló contra la "tiranía mediática" que trata de someter a los países que intentan levantarse contra el yugo del imperialismo. A continuación habló el presidente Chávez, que durante dos horas y media se dirigió a los ministros y funcionarios allí presentes. En un discurso encendido, Chávez atacó al imperialismo y al capitalismo y planteó el socialismo como la única solución para salvar la humanidad. En el transcurso de su intervención mencionó al camarada Alan en cinco ocasiones, cada vez que se refería al marxismo y a las nacionalizaciones: "Aquí presente tenemos a Alan Woods de la Corriente Marxista Internacional. ¡El marxismo resucita!" Mencionando que él había visto la entrevista con Vanesa Davies la noche anterior, dijo: "Alan hizo algunas críticas y yo tomé nota de las mismas. Tengo mucho respeto para las opiniones de los marxistas".

 Al finalizar el evento en el Hotel Hesperia, se formó una caravana de carros que avanzó por varios municipios de Nueva Esparta. La misma era encabezada por un jeep manejado por el presidente Chávez junto al cual iba el candidato del PSUV  a la Gobernación del Estado, William Fariña, que aspira a sacar al gobernador adeco de Nueva Esparta.

 alan_carro_1.jpg 

alan_carro_2.jpg alan_carro_3.jpg

 

 

 

 

 

Chávez iba saludando a su paso a la población que, entusiasta, aclamaba al Presidente. Este paraba su carro y saludaba al pueblo que entusiasmado se le acercaba. En un principio el camarada Alan Woods iba en otro vehiculo, a unos centenares de metros del Presidente. En un momento dado, un miembro de la Guardia del Presidente que se encontraba en el mismo carro que el camarada Alan le preguntó: "¿Alan Woods? ¿Es usted? Una moto viene a recogerle para llevarle hasta el carro que maneja el Presidente Chávez". Efectivamente, a los pocos segundos, una poderosa moto recogió a Alan y condujo velozmente, sorteando a la población y a los vehículos que se encontraba al paso, hasta llegar al carro del Presidente Chávez. Subieron a Alan a lo alto del carro y prosiguió la caravana con el Presidente. En el carro se pudo observar cómo las bases revolucionarias siguen teniendo un enorme entusiasmo por el comandante Chávez; hombres, mujeres y niños se aproximaban emocionados para saludarle afectuosamente y mostrar su apoyo a la revolución.

alan_carro_4.jpg

 alan_carro_6.jpgalan_carro_7.jpgalan_carro_5.jpg

 

 

 

 

 

 

alan_carro_8.jpgalan_carro_9.jpgalan_carro_10.jpgalan_carro_11.jpg

 

 

 

 

 

El presidente Chávez durante el viaje comentó a Alan Woods varias cuestiones. En medio del fervor del pueblo, el Presidente se volvió hacia Alan y le dijo: "Ya ves, Alan, a pesar de todas las fallas de la revolución bolivariana, ésta revolución sigue con vida", afirmación claramente demostrable por el entusiasmo de la multitud que, a cada paso, asediaba el carro del Presidente con gritos de "¡Viva Chávez!

Después, Chávez dijo con un gesto de frustración: "Ves todo esto y, no obstante, no hemos sido capaces de ganar el gobernador aquí," y señalando al candidato Willian Fariñas, preguntó: "Alan, si este hombre sale elegido ¿Qué tiene que hacer?" Alan contestó inmediatamente: "Tiene que escuchar al pueblo, entender su mensaje y llevarlo a la práctica." "Exactamente," dijo Chávez, "pero ahí esta el problema que tenemos. Algunos gobernadores después de ser elegidos pierden el contacto con la base. Se rodean de gente rica, mujeres guapas, etc. y pierden el contacto con el pueblo. Es un problema ideológico, como no tenemos gobernadores ideológicamente preparados siempre vamos a tener el mismo problema. Hay que ganar la batalla de las ideas. Tú eres un buen escritor, ¿por qué no puedes escribir algunos folletos explicando las ideas del socialismo de una manera sencilla? Aquí podríamos distribuirlos masivamente."

Alan respondió: "Sí, lo puedo hacer, y estoy de acuerdo en que hace falta una lucha ideológica en el Partido, pero también hacen falta mecanismos de control desde abajo."

En este momento, por primera vez, se notó cierto cansancio en la voz del Presidente: "Yo no puedo hacerlo todo", dijo. "Es absolutamente necesario que el pueblo participe en todo este proceso y tome el control en sus manos".

En ese momento la conversación se vio interrumpida por los vítores y aplausos de las masas, que nuevamente rodeaban y frenaban el carro para llegar al Presidente Chávez con sus palabras de apoyo, besos y peticiones. Esas son algunas de las contradicciones que tiene la revolución y que debe resolver.